Existen muchos ejercicios energéticos de reiki para ayudarnos a equilibrar nuestra energía y emociones. Las tres prácticas de reiki que quiero mostrarte hoy, te ayudarán a incrementar la energía, a desbloquear emociones y a estabilizar tus puntos energéticos o chakras.

Cualquier ejercicio físico que hacemos nos estimula la secreción de endorfinas y por lo tanto, nos favorecen a la hora de aumentar la vitalidad y la energía que llevamos dentro.

Hay muchos ejercicios energéticos que nos ayudan a que nuestra energía fluya adecuadamente. Estos tres que te presento a continuación son los más sencillos y potentes ( son mis favoritos y por mi experiencia los más eficaces) y puedes realizarlos diariamente en cualquier parte.

Postura de abrazar un árbol

La postura de abrazar un árbol es una de las más conocidas. Esta posición es típica de Chi-Kung ( o qigong) y se usa para almacenar energía en el Tanteen (2º chakra situado a unos 3 cm debajo del ombligo, aquí te cuento más sobre los puntos energéticos).

Para llevar a cabo esta práctica energética ten en cuenta estos pasos:

  • Colócate de pie, con las rodillas un poco flexionadas y los pies separados (alineados con la amplitud de tus caderas).
  • Pon la espalda recta y la cabeza alineada con la columna vertebral.
  • Acomoda tu barbilla un poco hacia abajo ( de esta forma estiras el cuello por detrás).
  • Sitúa los antebrazos paralelos al suelo y las manos mirando hacia dentro (imagínate que abrazas un árbol o estás sosteniendo en el aire una pelota enorme).
  • Mantén los labios cerrados y descansa la lengua en el paladar.
  • Haz tres respiraciones lentas y profundas y permanece en esta postura el tiempo que consideres oportuno. ( 20 minutos es el tiempo perfecto para realizar este ejercicio energético pero si no estás acostumbrada a hacerlo te recomiendo que vayas ampliando el tiempo progresivamente cada día, comienza con 5 minutos y ve añadiendo poco a poco hasta llegar al tiempo recomendado).

Postura tolteca para acumular energía

Este ejercicio energético es una postura de origen Tolteca ( una antigua tribu mexicana). Para llevarla a cabo ten en cuenta los siguientes pasos.

  • Ponte de pie, flexiona las rodillas y separa los pies (como la postura de abrazar al árbol).
  • Coloca la espalda recta y asegúrate de que tu cabeza está alineada con la columna vertebral.
  • Sitúa la barbilla un poco hacia abajo ( de esta manera prolongas el cuello por detrás).
  • Coloca el brazo derecho paralelo al suelo ( con la palma de la mano mirando al suelo) y el izquierdo en vertical.
  • Toca con el codo los dedos de tu mano derecha. Con el brazo izquierdo ( vertical) haz una ligera tensión hacia abajo y con el brazo derecho (horizontal) tensa suavemente hacia arriba.
  • Mantén esta postura de 3 a 5 minutos y después cambia de brazo.

Recuerda empezar siempre con el brazo izquierdo en vertical e intenta tener atención plena en la mano que tengas colocada en vertical ( primero sería la izquierda y luego la derecha).

Ejercicio energético para que fluya tu energía

Con esta práctica energética de reiki se obtiene un fluir espontáneo de energía hacia la punta de los dedos y las manos. (¡No te asustes puedes percibir de una manera muy clara vibraciones y cosquilleos!).

Para llevar a cabo este ejercicio energético sigue estos pasos:

  • Deja los codos en suspensión.
  • Afloja los dedos de las manos sueltos (imagina que la fuerza de la gravedad tira de ellos).

Esta postura energética favorece el flujo de energía hacia los dedos y nos ayuda a distribuir adecuadamente la energía vital. La energía pasa del tronco, luego a los brazos para terminar en los dedos.

Si te han gustado estos ejercicios energéticos de reiki seguro que te apetece ver los 10 pasos para realizar reiki en tu casa o conocer los principios de reiki con una meditación guiada.

Si quieres aprender a practicar reiki y a equilibrar tus emociones y energía ponte en contacto conmigo aquí, estaré encantada de acompañarte en tu camino de transformación. Y si estás por instagram sígueme aquí o acá en Facebook así estamos en contacto 😉

¡Un abrazo de luz enorme!

Compartir este artículo:
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?