Existen muchos pasos y caminos para transformar la ira. Seguro que la has experimentado más de una vez ( todas las personas lo hacemos) y en el fondo sabes lo peligrosa que es y cómo destruye la paz interior.

La emoción de la ira puede variar en intensidad. A veces podemos sentir una ligera irritación o en otras situaciones una profunda rabia.

Vivimos en una sociedad donde los medios de comunicación nos saturan con noticias llenas de rabia y venganza. Lo mismo pasa con la mayoría de programas televisivos, cuentan historias que se basan en el rencor, en la indignación, fomentando la falta de respeto y los insultos.

Así que el sentimiento de ira es mucho más común de lo que parece. Si vives enfadada de manera diaria, seguro que has notado esos cambios fisiológicos que se producen. Cuando nos sentimos furiosas ( sea por el motivo que sea) aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

¿Te sientes enfadada muy a menudo? ¿ Te sientes resentida y no lo demuestras?

Sé sincera contigo misma.

Para transformar la ira en calma lo primero que hay que hacer es comprender el dolor que te produce la emoción de la ira, de esta forma podrás liberarte de ella.

A veces cuesta darse cuenta y aunque estés intentando averiguar de donde procede, esta sensación desagradable, no queremos ver con profundidad la herida que provoca el sentimiento de rabia.

Si comienzas a cambiar tus ideas sobre la ira y tus percepciones, puedes cambiar tu actitud antes las situaciones que te provoquen irritación.

(No son las situaciones, eres tú misma quien provoca la ira y por lo tanto, también puedes transformarla).

Caminos para transformar la ira

Tú misma has creado la ira en tu interior y solo tú misma puedes transformarla en paz interior.

Cuando dejamos de querer controlarlo todo ( a las demás personas y situaciones que no está en nuestras manos el poderlas cambiar) aceptas el mundo tal y como es. Reconoces que las personas de tu entorno son como son y que solo puedes cambiarte a ti misma. ( los demás tienen su propio ritmo y camino ¡respétalos!).

La mayoría de las personas hemos aprendido desde pequeñas a cultivar el hábito del enfado, cómo si fuera el estado natural . La ira es una emoción aprendida y por lo tanto se puede desaprender para transformarla.

5 Pasos para transformar mi ira

1 Paso hacia la conciencia

Cuando nos hacemos conscientes de lo que nos influye la ira en nuestra vida, la irritación es la primera señal que debemos estar atentas. Es un signo de que tu conciencia está intranquila.

Cuando te aparezca el enfado, observa esa sensación y reconócela.

2 Paso hacia el reconocimiento

No olvides nunca que eres responsable ( totalmente) de la producción de tu irritación ( nadie ni nada te puede irritar no cedas el poder de tu estado de ánimo).

La ira no la crea la otra persona ni ninguna situación exterior. La rabia nace en tu interior y es creada por ti.

3 Paso hacia la aceptación de la ira

Para aceptar y transformar el sentimiento de ira no rechaces la sensación de irritación. Acepta que esté presente, no te resistas a ella. Puedes hablar con ella, decirle ¡hola ira, ya estás de nuevo por aquí! Gracias por aparecer y adiós.

Es normal sentir enojo pero no alimentes tu indignación, sino se hará la rabia más intensa y no vivirás con demasiada salud.

4 Paso hacia la distancia

Cuando hablamos con nuestra emoción de la ira nos distanciamos de ella. Así podemos observar con más claridad el mensaje que nos está dejando.

Recuerda que tú no eres tus emociones y que cuando éstas aparecen y simplemente las observas, desaparecen. No te apegues a ninguna emoción, reconócela y acéptala.

5 Paso hacia la sintonía

Si aprendes a ir a la esencia de tu conciencia siempre encontrarás paz y fuerza interior. Para llegar a ello la meditación es la mejor herramienta para conocernos en profundidad y conectar con nuestra verdadera esencia. Aquí te dejo tres artículos para que comiences a meditar.

Beneficios de la meditación, posturas para meditar y 7 consejos para meditar sin dificultades.

Ejercicio de escritura terapéutica para comenzar a transformar la ira

La ira es una respuesta ante las amenazas ( sean reales o ficticias). Cuando nos sentimos enfadadas estamos en modo lucha y a la defensiva.

Reconoce acepta y transforma tu enfado en paz interior. Si necesitas ayuda en tu camino de transformación ponte en contacto aquí conmigo. Estaré encantada de conocer tu historia y explicarte los programas de sesiones online de coaching, meditación y mindfulness para realizar el cambio que te propongas, dejando atrás las emociones dañinas como la ira o cualquier hábito insano que tengas.

Y si estás por Instagram nos seguimos por aquí y por acá en Facebook,

¡Un abrazo de luz!

Compartir este artículo:
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?