¿Qué es el Reiki?

Reiki es una técnica japonesa de imposición de manos. Y fue desarrollada por el doctor Mikao Usui en el 1920, se basó en técnicas budistas tibetanas milenarias. Rei significa universal y ki energía. Se puede entender como energía universal. Cuando se practica estamos canalizando amor incondicional.

 

 

Está basado en los chakras y en los desequilibrios energéticos que se producen en ellos. Tenemos siete chakras y las funciones que tienen son: recepción, acumulación, transformación y distribución de la energía por el organismo. Cuando se producen bloqueos en algunos de estos puntos pueden ser por distintas razones. Pueden ser problemas físicos, emocionales, mentales  o espirituales. Cuando se practica esta técnica se armonizan esos puntos energéticos para que la energía fluya de manera correcta por el organismo.

Es el mejor complemento para cualquier terapia médica o psicológica, siempre como complemento, jamás como sustitutivo de un tratamiento médico.

 

 

Practicar esta técnica te puede ayudar a:  

  • Nivel físico, para aliviar todo tipo de dolores, inflamaciones, lesiones, tensiones, ansiedad…
  • Nivel emocional, para aliviar problemas emocionales, insomnio, agresividad, depresión, tristeza, infelicidad…

El Reiki lo suelen practicar terapeutas con maestría. Hay tres niveles y otro más para poder iniciar a otros. Aún así, por experiencia propia te invito a que te practiques tú misma la técnica de autoreiki. Llevo años practicándola y beneficiándome de ella. Para llevarla a cabo solamente necesitas tener en cuenta algunas recomendaciones para realizar la práctica.

Consejos para la práctica del autoreiki

Si es la primera vez, elige un lugar tranquilo de la casa. Puede ser el sofá, la cama o en una esterilla en el suelo con un cojín para la cabeza. O también puedes irte a la playa, al campo y practicarla en el exterior.

Mira bien los pasos en las imágenes que están a continuación de las recomendaciones. Cuando pases de un movimiento a otro, hazlo suavemente. Primero con una mano y luego con la otra. Imagínate que tus manos son imanes y tienes una luz que comienza en el chackra de la coronilla (el primer paso).

Asegúrate que la columna está recta. Túmbate y ponte en postura cadáver , con los pies un poco separados hacia fuera al igual que los brazos. También puedes adoptar la flor de loto o media flor de loto con la columna bien erguida. Pero si es la primera vez te recomiendo que lo hagas tumbada y con los ojos cerrados. Cuando tengas un poco de práctica y aprendas bien todos los movimientos puedes realizar esta técnica con los ojos abiertos.

Pasos

Para comenzar adopta la postura y haz tres respiraciones lentas y profundas.

Junta las palmas de las manos y mentalmente di: pido conexión con la energía. Puedes hacer la frase a tu manera y pensar en una intención antes de comenzar con la práctica. Al terminar recuerda puedes decir una frase parecida a esta: agradezco la energía recibida, cierro conexión y ya lo que se te ocurra.

Prepara la música, tiene la duración de 30 minutos, son 3 minutos por cada paso. Cuando suene la campanita cambia al paso siguiente.

 

 

Música

 

 

Practica y aprende a relacionarte con tu organismo, mejorará mucho la relación que tienes contigo y con el mundo que te rodea. Te ayudará a reencontrarte con tu paz interior, con tu equilibrio natural.

 

Maestra, formadora y profesora de mindfulness y meditación. Fundadora y redactora de contenidos de meditayzen.com.

Compartir este artículo: