Cambia tus problemas por soluciones

Cuando te surja cualquier problema tienes que buscar las soluciones de inmediato. Es mucho mejor actuar que dejarse llevar por la pena, la rabia o la ira…o darle demasiadas vueltas en la cabeza, eso hará que sufras durante más tiempo.

Practicar mindfulness o atención plena es mucho más fácil de lo que parece. Hay muchas técnicas para centrarse y vivir el momento presente. Si comienzas a vivir en el ahora te ahorrarás muchos problemas. El truco está en practicar. La actitud que tomes ante la vida será determinante en la percepción que tienes sobre ella. Así que si tienes algún problema o tienes que enfrentarte a una situación desagradable, será mucho mejor que lo hagas en cuanto puedas, la solución no va a venir sola.

Para realizar este ejercicio piensa en alguna situación mala personal ( en el trabajo, la familia, la pareja, las amistades o el tema que sea que te preocupe), o  algo que simplemente te ocasione malestar. Puede ser un problema tuyo personal o de cualquier persona de tu entorno, ya sea tu familia o de tus amistades.

 

 

  • Reflexiona y cuando ya lo tengas elegido escríbelo en un papel o en el ordenador, donde te resulte más cómodo.
  • Cuando termines de escribirlo, tómate unos minutos para reflexionar esta pregunta: ¿Qué sentimientos te provocan esta situación?
  • Cuando hayas reflexionado, haz una lista de los sentimientos que te ocasiona dicho problema.

Toma conciencia

Bueno si ya tienes los sentimientos detectados has hecho un gran trabajo pero ahora vas a reflexionar sobre dicho conflicto que tienes (o tengan y que te afecte de alguna manera ). Toma conciencia del problema y hazte algunas preguntas:

  • ¿Cómo me ha afectado tomar conciencia de dicho problema?
  • ¿Al meditar sobre dicho problema, me ha hecho más consciente de la situación, de mis emociones y actitudes diarias?
  • ¿Qué  actitudes puedo cambiar ante dicho problema? ¿Qué puedo aportar?

Los sentimientos que te genere, no los puedes evitar, pero si detectas bien las situaciones que te causan molestias, podrás ir modificando y cambiando tu actitud ante los problemas. Y en vez de sentir enfado o cualquier emoción negativa que vivas con dicha situación, ¿puedes simplemente notar el enfado, o esa emoción negativa cuando surja?

 

Y todo consiste en practicar

Practica pensando en las situaciones de tu entorno. Esto te ayudará a detectar las emociones que te transmiten. Al hacerte consciente del problema y de las situaciones que te causan molestias podrás buscarle soluciones de inmediato. Recuerda que es mucho mejor actuar que dejarse llevar por la pena, la rabia o la ira y todos esos sentimientos negativos que nos pueden traer las experiencias o situaciones malas de la vida.

De cada problema que reflexiones, ya sea tuyo o de tu entorno,  te podrás llevar un aprendizaje de todo ello. Con la práctica continuada podrás responder a tus problemas con un ¿Y ahora qué? Con la práctica de la meditación y mindfulness puedes entrenar tu mente para entender que cada situación mala que aparece en nuestra vida puede regalarnos una gran lección.

¡Feliz aprendizaje!

 

 

Maestra de primaria, formadora, profesora de mindfulness y meditación. Fundadora y redactora de contenidos de meditayzen.com.

Compartir este artículo: